Biopsia de próstata - Iema

Biopsia de próstata

Biopsia de próstata
Diagnóstico precoz y tratamiento del cáncer de próstata:

Biopsia de próstata

El cáncer de próstata es uno de los tipos de cáncer más comunes en hombres. El diagnóstico precoz es crucial para un tratamiento eficaz. 

La Biopsia de Próstata consiste en la extracción de muestras de tejido prostático utilizando una aguja para examinarlas bajo un microscopio y confirmar la presencia de cáncer

Puedes pedir cita y te llamamos para acordar la fecha de tu visita.
Especificaciones

Tratamientos

  • Cirugía (Prostatectomía radical): Extirpación completa de la próstata y algunos tejidos circundantes. 
  • Radioterapia: Uso de radiación para destruir las células cancerosas. Puede ser externa (radioterapia de haz externo) o interna (braquiterapia). 
  • Terapia hormonal: Reduce los niveles de hormonas masculinas que alimentan el crecimiento del cáncer de próstata. 
  • Quimioterapia: Uso de medicamentos para destruir las células cancerosas, generalmente en etapas avanzadas de la enfermedad. 
  • Diagnóstico precoz y tratamiento del cáncer de próstata

    Planes de financiación para todos tus tratamientos

    Resuelve tus dudas

    Preguntas frecuentes

    Una biopsia de próstata es un procedimiento médico en el que se extraen pequeñas muestras de tejido de la próstata para examinarlas bajo un microscopio. Este procedimiento se realiza para detectar la presencia de cáncer de próstata o de otras condiciones anormales.

    Se recomienda cuando se encuentran anomalías durante un examen rectal digital o si los resultados de una prueba de antígeno prostático específico (PSA) son anormales. También puede ser recomendada si hay antecedentes familiares de cáncer de próstata o si se presentan síntomas sospechosos.

    La biopsia de próstata se realiza generalmente de forma transrectal, utilizando una aguja guiada por ultrasonido para tomar muestras de tejido. En algunos casos, puede realizarse a través del perineo (biopsia transperineal). El procedimiento suele realizarse bajo anestesia local.

    La mayoría de los pacientes experimentan solo una molestia leve durante el procedimiento, gracias a la anestesia local. Puede haber algo de dolor o molestia después del procedimiento, pero generalmente es manejable con medicamentos para el dolor.

    Los riesgos pueden incluir infección, sangrado en la orina o el semen, dolor en la zona del procedimiento, y, raramente, retención urinaria. Es importante seguir las indicaciones postoperatorias del médico para minimizar estos riesgos.

    Después de la biopsia, se recomienda descansar y evitar actividades extenuantes durante al menos 24-48 horas. Es posible que se prescriban antibióticos para prevenir infecciones. Se debe beber mucho líquido y seguir cualquier otra indicación específica del médico.

    Ven a hacerte una simulación en 3D gratuita de tu tratamiento y podrás ver tus resultados antes de tiempo

    Abrir chat
    1
    Resuelve tus dudas aquí
    ¡Hola!

    Estoy por aquí por si me necesitas.

    Escríbeme para preguntarme lo que quieras.